Ataque nazi al Acampe en Tribunales

por el Irreverente

El Acampe en Tribunales por los privados de la libertad fue atacado anoche, por un grupo de fanáticos nazis que se desprendieron de la marcha que se estaba realizando en la Plaza de la República. Hasta aquí, el primer avance de la noticia, que no es más que la punta de un iceberg siniestro prefigurativo de lo que será este toque de queda y la táctica para vaciar las calles de la Autónoma a la mayor brevedad posible. El motivo es que la tropa federal pueda establecer el completo toque de queda a pedido del Presidente y permitir así que el ejemplo de sometimiento cunda en todo el país, en especial en los pueblos que están en lucha contra la megaminería. Esta es otro de los sueños de los poderosos que no abandonan por que tienen razones de “pesos” y también de dólares para hacerlo. La resistencia a los ajustes en marcha debe ser aniquilada de inmediato por el poder cuanto antes, para que puedan vender cuanta piedra, metal o valor puedan extraer para conseguir efectivo que financie sus bienes terrenales mientras condenan a la población al cáncer y al envenenamiento.

De como la Policía de la Ciudad retenía a Alfredo Cuellar, mientras sus agresores huían impunemente

Pero volvamos específicamente a los hechos de ayer frente a Palacio de Tribunales, en la misma Plaza Lavalle. Unas personas de la marcha en Obelisco se acercaron a conversar con los miembros del Acampe, cuando cerca de esas personas comienzan a avanzar unos jóvenes identificados con simbología nazi y a provocar a la gente. Los acampantes los obligaron a replegarse, pero detrás de ellos apareció una treintena de militantes nazis cual grupo de choque que se encargó de atacar las intalaciones del Acampe ante la mirada hasta cómplice de la Policía de la Ciudad. En todo momento, los miembros de esa repartición se dedicaron a proteger a los atacantes y le negaron el acceso a la atención médica a Alfredo Cuellar y a otro integrante, cuya identidad no estamos autorizados a brindar. Cuando sintieron la presión suficiente y con los agresores impunes, una ambulancia trasladó a ambos heridos al Hospital Ramos Mejía de esta Autónoma. Allí la Policía de la Ciudad permaneció pegada a los heridos como si en vez de ser víctimas fueran detenidos. Cuando consultamos al personal de guardia se nos brindó un parte poco técnico y muy guionado por parte del personal, además destacando que “tiene razón la gente de la Policía”, cosa que no le habíamos preguntado.

Luego de pasar por el Hospital Ramos Mejía nos acercamos al Acampe en Tribunales y allí se nos informó que los heridos decidieron que irían al Hospital Argerich a ser atendidos, debido a los malos tratos y el asedio policial padecido en el anterior nosocomio. El padre de la China, Alfredo Cuellar, permaneció sin atención médica durante 20 minutos casi mientras aseguraban la salida del grupo de atacantes. Por eso, la foto que ilustra esta nota es la del uniformado que todavía se vanagloriaba de su al menos negligente accionar sino cómplice de los atacantes.

Desde Locomoción TV descontamos que éste no fue un hecho aislado, el Gobierno de la Ciudad está entregando a los habitantes de esta Autónoma a las fuerzas federales. El deseo de esta gente es poder concretar el Sitio Federal a la Ciudad, como lo expresara es el discurso de extensión del ToKe de Keda, el mismo Presidente de la República. Molesta la protesta social en momentos de ajustes y mucho. Y como es de esperar el Estado actúa en consecuencia.

A continuación les brindamos el Comunicado emitido sobre el particular por el mismo Acampe:

Comunicado desde el acampe de familiares de detenidxs frente a la Corte Suprema de la Nación.

El día de ayer, 17 de abril en la noche, una patota de aproximadamente 30 personas vinieron a atacarnos.
Entré neonazis y policías golpearon a mansalva, arrancaron banderas y carpas. Vinieron con palos y preparados para pelear, dejando a varios con golpes y cortes. Se retiraron cuando vecinos en situación de calle se sumaron ya que nos superaban en número. Dos terminaron en hospital, uno de ellos, desmayado por un bastonazo en la frente efectuado por el oficial de la policía de la ciudad, J. P. Brito Costa.

Repudiamos este hecho y la mejor manera de hacerlo es seguir resistiendo y vicibilizando la problemática carcelaria que día a día se sigue torturando y cobrando vidas.

Agradecemos a la solidaridad de todxs lxs compañerxs y familiares que acudieron a pesar de las restricciones del toque queda.

No descartamos la posibilidad de que este hecho se repita, ya que sabemos que se manejan con total impunidad.


Pedimos la difusión y acompañamiento.

Hoy más que nunca

¡¡¡EL ACAMPE TIENE AGUANTE!!!

Hits: 69

Leave a Reply